Módulos vs Estimación Directa para Autónomos

Ambas modalidades de tributación en el IRPF son de libre aplicación por los empresarios, siempre que la actividad a realizar esté incluida entre las actividades de la Orden Ministerial que regula los módulos.

Llama a tu ASESOR FISCAL teCuidamos al número gratuito 800 007 269 o solicita el servicio online.

D. Antonio Gómez usuario del servicio teCuidamos, desarrolla una actividad consistente en un pequeño comercio al por menor de paquetería en el que trabajará él y un empleado mayor de 19 años a jornada completa y tiene alquilado para el ejercicio de la actividad un local cuya superficie es de 125 metros cuadrados.

Los módulos que resultarían de aplicación serían los siguientes:

DEFINICIONUNIDADESRENDIMIENTO
Personal asalariado11.902,18 €
Personal no asalariado110.291,93 €
Metros cuadrados local1253.622,50 €
Rendimiento neto previo 15.816,61 €
Incentivos al empleo - 190,22 €
Rendimiento neto minorado 15.626,39 €
Reducción empresa reducida dimensión0,9010.688,45 €

Por consiguiente, la cifra de 10.688,45 € sería de forma aproximada la línea límite para poder decidir la conveniencia o no de cada régimen.

En el régimen de estimación directa, se efectúan pagos fraccionados trimestralmente, si bien los impuestos se pagan según los rendimientos que efectivamente se obtengan a lo largo del ejercicio fiscal. Lo que quiere decir que se pagará una retribución según la facturación obtenida ese año. Suelo ser más complejo para el empresario, y suele conllevar gastos de asesoría.

En cambio en la estimación objetiva, si bien también se efectúan pagos fraccionados trimestralmente, es calculada según los módulos que conlleve su empresa, y siempre es una cantidad fija mientras los términos sigan siendo los mismos.

Sin embargo, no todas las actividades pueden encuadrarse dentro del Régimen de estimación objetiva, ya que hay determinados límites y restricciones que hay que cumplir para ello.