¿Cómo puedo traer a España un vehículo desde EE.UU?

Comprar un coche en Estados Unidos sigue siendo una opción interesante (o un negocio) ya que permite ahorrar hasta el 30% del presupuesto destinado a su compra.

Llama a tu ASESOR DE ORIENTACIÓN JURÍDICA DEL AUTO teCuidamos al número gratuito 900 834 761 o solicita el servicio online.

Nuestro servicio teCuidamos prestó asesoramiento a Francisco, un gran aficionado a los coches americanos que tenía el sueño de conducir uno de ellos por nuestras carreteras. Tras pedir varios presupuestos en España para los modelos que le gustaban, con precios muy por encima de sus posibilidades, decidió comprarlo directamente en Estados Unidos. Así que buscó por internet concesionarios americanos con precios “acordes” a su presupuesto y, en unas vacaciones, adquirió el que más le gustaba en un concesionario de General Motors. A partir de ahí, bien armado de paciencia, se dispuso a realizar todos los trámites necesarios.

Para empezar, conviene contar con una buena empresa de ingeniería que transporte el vehículo hasta España (el coche no puede tener más de un cuarto de depósito lleno a la hora de acceder al barco y tampoco puede llevar dentro ningún objeto personal).

Tras los trámites de importación y recogida en la aduana, hay homologar el coche a través de una empresa especialista ya que la normativa americana es diferente a la europea en aspectos como emisiones, combustible, caja de cambios, faros, luces…

Una vez homologado, hay que solicitar en la DGT las placas verdes para poder mover el vehículo mientras se realizan los trámites. Es un permiso temporal, con un periodo de validez de 60 días, imprescindible para poder circular y para suscribir el seguro obligatorio por ese tiempo.

Con el permiso y el seguro, hay conseguir la tarjeta técnica para el vehículo. Para ello hay que acudir a una estación de ITV y pasar la inspección obligatoria.

Después, hay que abonar los impuestos correspondientes:

  • Impuesto de circulación municipal, en su ayuntamiento de residencia.
  • IVA, si el vehículo es nuevo, o Impuesto sobre transmisiones patrimoniales si es de segunda mano.
  • Impuesto de matriculación, en la Agencia Tributaria.

Y por último, solo queda matricular el vehículo ante la DGT. Para hacerlo hay que aportar:

  • Solicitud en impreso oficial.
  • Pago de la tasa DGT (94,80€).
  • Identificación del interesado (DNI, pasaporte,…).
  • Documentación del vehículo (y como viene de EE.UU el documento DUA).
  • Liquidación del pago del impuesto de circulación y del impuesto de matriculación.

Si vas a importar un coche, podemos ayudarte. Llámanos.