Publicado febrero de 2020

Diferencia entre los modelos 130 y 131 para los pagos fraccionados de IRPF e IVA

En marzo de 2015 el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas aprobó los nuevos modelos 130 y 131 para la autoliquidación de los pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes a actividades económicas en estimación directa (Modelo 130) y a actividades económicas es estimación objetiva (Modelo 131). Te explicamos la diferencia entre ambos modelos y dónde hay que presentarlos.

¿A qué esperas para facilitarte la vida? Pídenos lo que necesites

Horario de L a V de 8:30 a 20:30 h

Julia

Julia,Socia de MAPFRE teCuidamos, necesita realizar la domiciliación bancaria de los pagos fraccionados de IRPF e IVA. Por ello, nos pide información sobre los modelos 130 y 131, ya que tiene dudas sobre cuál es la diferencia entre ambos. La cuestión principal que plantea a nuestro Asesor Fiscal tiene que ver con los dos tipos de regímenes del IRPF que los autónomos están obligados a tributar: en base a la estimación directa normal (o simplificada) o de tipo objetiva, conocida también como sistema de módulos.

El Experto de MAPFRE teCuidamos explica a esta Socia que los autónomos que aplican retenciones a cuenta del IRPF por estimación directa normal (o simplificada) han de presentar el modelo 130 con una periodicidad trimestral, mientras que aquellos que tributan por estimación objetiva (módulos) deberán hacer lo propio rellenado el modelo 131.

Ambos modelos, el 130 y 131 están disponibles en la página web de la Agencia Tributaria , donde se explica cómo hay que cumplimentarlos y dónde hay que presentarlos.

Hombre haciendo cuentas en ordenador
  • El modelo 130 es el modelo de autoliquidación del pago fraccionado del IRPF que deben presentar todas las personas físicas que desarrollan actividades económicas mediante estimación directa normal o simplificada. Es decir, se trata de una declaración trimestral de ingresos y gastos por la que los autónomos van pagando anticipos del 20% a cuenta de su Declaración de la Renta, al igual que ocurre con los trabajadores por cuenta ajena y la retención de IRPF que se les deduce de las nóminas.
  • Por su parte, el modelo 131 es el documento con el que presentar la autoliquidación trimestral del pago fraccionado del IRPF  si es que se tributa en Estimación Objetiva (comúnmente llamado “Módulos”). Su finalidad es ir ingresando un anticipo, a cuenta de la Declaración de la Renta. De manera sencilla equivaldría al porcentaje que se retiene en la nómina a los trabajadores por cuenta ajena de forma mensual. Y, del mismo modo que los asalariados, cuando acaba el año se reajusta todo en la Renta para saber si ya se han cubierto las obligaciones tributarias o, por el contrario, queda pendiente de pagar algo a la Administración Pública.

Desde MAPFRE teCuidamos aconsejamos continuar atendiendo las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias. Algunos de los procesos del Plan de Fidelización pueden verse afectados por la actual crisis.