Fiscalidad de participaciones preferentes

Si tienes dudas con tu Declaración por participaciones preferentes, modelo de familia, desgravaciones autonómicas, IRPF aplicado, confía en nuestros expertos y deja la gestión en sus manos.

Puedes solicitar el servicio llamando al 800 007 269, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos de L-V de 8:30 a 20:30. Cuantas veces quieras

Adolfo es un socio con participaciones preferentes y ha acudido a nosotros para saber cómo le afectan en su declaración de IRPF.

La fiscalidad de las preferentes o subordinadas se genera por la diferencia entre la inversión realizada y el valor que se recibe. Hay diferentes formas de proceder:

  • Compensación del rendimiento de capital mobiliario negativo
    Como los impuestos se generan sobre el rendimiento y este suele ser negativo, se puede compensar por varias vías:
    • Con rendimientos de capital mobiliario positivos y con ganancias patrimoniales que van a la base imponible del ahorro del ejercicio (Disposición Adicional 39ª Ley 35/2006 y artículo 49 Ley 35/2006).
    • Si quedase cantidad negativa pendiente de compensar, se podrá compensar en la misma forma en los cuatro ejercicios siguientes.
    • Si son rendimientos de capital mobiliario generados en los ejercicios 2010 a 2014 por preferentes o subordinadas, se podrán compensar de conformidad con lo indicado, tomando el plazo de los 4 años desde el 2014.
  • Canje por valores o acciones
    Es frecuente que el Banco, en vez de entregar el dinero líquido que corresponde a las preferentes o a la deuda subordinada, entrega unas acciones con cotización en Bolsa. El valor de conversión es el momento en el que se entregan.
    En el momento del cambio por valores o acciones se genera un rendimiento de capital mobiliario, que es la diferencia entre la inversión efectuada y el valor que tengan las acciones en el momento del canje (normalmente resultará un rendimiento de capital mobiliario negativo).
    Si después se venden esas acciones, se generará una ganancia o pérdida patrimoniales en la base del ahorro del IRPF constituida por la diferencia entre el valor de adquisición (el que tuvieron en el momento del canje) y el valor de transmisión o de venta de dichas acciones.
  • Acuerdos posteriores de compensación con las entidades emisoras de deuda subordinada o de participaciones preferentes (Disposición Adicional 44ª de la Ley 35/2006).
    En este caso, el importe de dicha compensación constituye un rendimiento de capital mobiliario positivo que va a la base imponible del ahorro.
    Se podrá compensar desde el 1 de Enero de 2015 (Disposición Adicional 39ª Ley 35/2006) con los rendimientos de capital mobiliario negativos generados por la transmisión de las preferentes o subordinadas (o por su valor de conversión en acciones si ha existido canje por acciones). También se puede hacer con las pérdidas patrimoniales generadas por las ventas de las acciones objeto de la conversión.
    Hay dos alternativas para ello:
    • Declarar, en el ejercicio fiscal en el que se ha recibido la compensación, el rendimiento de capital mobiliario por la diferencia entre el valor inicial de las preferentes menos el valor de transmisión de las obligaciones o acciones más la compensación.
    • Compensar el rendimiento de capital mobiliario positivo percibido por la compensación de la entidad, con el rendimiento de capital mobiliario negativo cuando se canjean por acciones y con la pérdida patrimonial por la venta de las acciones.
    Cuando se produce la compensación, debe utilizarse el formulario previsto en la página web de la AEAT comunicando la opción o la alternativa que ejerce.
  • Nulidad de las participaciones preferentes o deuda subordinada declarada por Sentencia judicial.
    En este caso, y como ya se han efectuado las correspondientes declaraciones de los rendimientos de capital mobiliario negativos generados, hay que presentar escrito de solicitud de rectificación de autoliquidaciones y, en su caso, de devolución de ingresos indebidos en relación con los ejercicios en donde hayan declarado los rendimientos de capital mobiliario de las preferentes o de deuda subordinada (esto se permite incluso cuando se trate de ejercicios prescritos).
    Cuando se produzca la nulidad de las cantidades percibidas por resolución judicial, el contribuyente tiene que utilizar unos formularios previstos en la página web de la AEAT comunicando las rentas que resultan afectadas por la nulidad de las cantidades percibidas por sentencia judicial.