Deducción por cónyuge con discapacidad

Si tu cónyuge tiene una discapacidad igual o superior al 33% y percibe unas rentas inferiores a 8.000 euros, debes saber que tienes derecho a una deducción en el IRPF de hasta 1.200 euros. Te contamos cómo puedes solicitar el abono.

Contacta con nuestros expertos fiscalesllamando al 800 007 269, completando nuestro formulario online o a través de la APP de MAPFRE. Puedes contactarnos de lunes a viernes de 8:30h a 20:30h.

Los contribuyentes que tengan un cónyuge con discapacidad igual o superior al 33% del que no estén separados legalmente tienen derecho a una deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de hasta 1.200 euros anuales. Para ello, es necesario que la pareja causante del hecho perciba unas rentas inferiores a 8.000 euros al año, excluidas las exentas, ni genere el derecho a las deducciones por descendientes o ascendientes con discapacidad.

Los interesados tienen dos opciones para pedir el abono: bien de manera anticipada cumplimentando el modelo 143 o llamando al Centro de Atención Telefónica de la Agencia Tributaria para percibirlo de forma mensual, o incluirlo en la declaración de la renta para cobrarlo en un pago único. En este último caso, tan solo hay que cumplimentar los datos del cónyuge y la fecha de discapacidad en el programa de Renta WEB. Además, es importante no olvidar que se deben consignar también las cotizaciones a la Seguridad Social o Mutualidad e indicar si es pensionista o percibe la prestación por desempleo.

Dado que esta deducción fue aprobada por el Gobierno en el mes de agosto de 2018, los beneficiarios únicamente pueden acceder a una devolución de 500 euros como máximo que se corresponde con los últimos 5 meses del año (desde que entró en vigor hasta el 31 de diciembre de 2018).

María, Socia de MAPFRE teCuidamos, se ha puesto en contacto con nuestro Asesor Fiscal para confeccionar su declaración de la renta y le hemos informado de esta deducción. Ella pensaba que no le correspondía dado que ya le devolvían todas las retenciones, pero a pesar de ello, la Agencia Tributaria reembolsa el importe.

El cónyuge de María, Socia de MAPFRE teCuidamos, tiene una discapacidad y sus rentas no superan los 8.000 euros al año, por lo que a esta contribuyente le corresponde una deducción de 500 euros en su declaración de la renta de 2018.

Al incluir esta reducción en su renta, el resultado ha sido un importe a devolver que asciende a 625 euros en total. A los 125 euros que la Agencia Tributaria iba a reembolsar como concepto de retenciones, se suman también 500 euros de deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad.

En el supuesto de que María, Socia de MAPFRE teCuidamos, hubiera percibido algún importe de forma anticipada que fuera inferior a la deducción que le corresponde, la cuantía final se regulariza automáticamente en el momento de cumplimentar los datos en la declaración de la renta.