Los seguros de vida y el Impuesto de Sucesiones

Si acabas de recibir una herencia donde se incluye un seguro de vida, debes saber que tienes la obligación de tributar por el mismo en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Nuestro Asesor Fiscal te lo explica.

Contacta con nuestros expertos fiscales llamando al 800 007 269, completando nuestro formulario online a través de la app de MAPFRE. Puedes hacerlo de lunes a viernes de 8:30 a 20:30h.

Los seguros de vida están diseñados para contar con una protección extra en caso de invalidez o dependencia, aunque también para ayudar económicamente a la familia en el supuesto de fallecimiento de su titular. Cuando se produce esto último, los beneficiarios deben tener en cuenta cómo aplica la póliza en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ya que este tributo también grava el dinero que se percibe de esta forma.

Si entre los bienes que conforman una herencia se incluye un seguro de vida, para poder cobrar el capital es preciso presentar el justificante del pago del correspondiente Impuesto sobre Sucesiones o de lo contrario, la compañía no autorizará el reembolso. Esto solo ocurre cuando el tomador y el beneficiario de la póliza son diferentes personas, algo que tiene lugar cuando muere el asegurado.

La explicación a este precepto radica en que este dinero se percibe sin necesidad de ofrecer ninguna contraprestación y, por lo tanto, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones lo grava como una transmisión a título lucrativo de bienes y derechos.

Marta, socia de MAPFRE teCuidamos, se ha puesto en contacto con nuestro servicio de Asesor Fiscal para consultarnos una duda sobre este tema. Nos comenta que su padre ha fallecido recientemente en Madrid, lugar donde había residido durante los últimos 5 años, y que disponía de un seguro de vida de 9.000 euros, junto con otros inmuebles y dinero en una cuenta corriente. Debido a la obligatoriedad de asumir este tributo y la comunidad autónoma donde se encontraba, quiere saber cuánto le corresponde pagar.

Desde el equipo de Asesor Fiscal, informamos a Marta, socia de MAPFRE teCuidamos, que en la Comunidad de Madrid existe una bonificación en cuota del 99% para los grupos I y II de parentesco. Esto significa que solo tendría que pagar el 1% de la cuota correspondiente al impuesto que grava las herencias y las donaciones entre padres e hijos. Lo mismo ocurre entre cónyuges y parejas de hecho.

No obstante, le indicamos lo siguiente:

  • Con independencia de la reducción anterior, se aplica un descuento del 100% con un límite de 9.200 euros a las cantidades percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros de vida cuando el parentesco con el contratante fallecido sea el de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado.
  • Dado que la póliza del padre de Marta, socia de MAPFRE teCuidamos, está calculada en 9.000 euros, no está obligada a tributar nada por la percepción del capital asegurado.