Ropa de invierno almacenada en cajas
Experto Yo Me Ocupo

Guía para guardar la ropa de invierno

El cambio de armario es un buen momento para revisar qué tenemos y en qué estado está nuestra ropa. Si no quieres estresarte a la hora de guardar tu ropa de invierno, te contamos cómo hacerlo.

Uso de fundas de vacío para ahorrar espacio

Pídenos lo que necesites en el Experto Yo Me Ocupo, cualquier consulta o gestión llamando al 911 755 573, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE.

Publicado abril 2022

Estela, Socia de MAPFRE teCuidamos, vive en Madrid en un pequeño apartamento de un dormitorio, y con la llegada del buen tiempo ha comenzado a estresarse con el cambio de armario y la necesidad de guardar toda su ropa de invierno, ya que no tiene mucho espacio de almacenamiento para guardar todo lo que necesita. Por eso, decide pedir ayuda al Experto Yo Me Ocupo de MAPFRE teCuidamos con el objetivo de que le de algunos trucos para aprovechar al máximo sus armarios y hacer el cambio de ropa de temporada de la manera más eficiente y cómoda. El Experto que la atiende se puso a trabajar inmediatamente y le pasó una lista detallada con posibles alternativas para ahorrar espacio cuando se cambia la ropa de invierno por la de verano y, al contrario.

 

  • Fundas
  • Cajas almacenaje
  • Trucos conservación

Fundas de vacío para ahorrar espacio

Las fundas de vacío para almacenaje con boca para aspirador reducen en un 80 % el espacio que se ocupa, una solución ideal para abrigos y prendas muy voluminosas como plumas o cazadoras acolchadas. Entre las ventajas de almacenar así la ropa que no utilizaremos durante un tiempo se encuentra la protección contra el polvo, el moho y los malos olores, además del hecho de que son resistentes y flexibles y se adaptan y adhieren a la forma de las prendas que se almacenan. Asimismo, se cierran de forma hermética, garantizando que no pueda entrar ningún agente contaminante que deteriore las prendas ni aire que haga el bulto más voluminoso. Antes de adquirir una bolsa de este tipo es necesario considerar su capacidad, el espacio que podrás ahorrar y el uso que vas a darle. Normalmente se venden en packs de entre 10 y 12 bolsas y cuestan alrededor de 18 €/20 €.

Cajas de almacenaje plegables

También se puede encontrar por el mismo precio, unos 20€ aproximadamente, cajas de almacenamiento plegables para colocar debajo de la cama o dentro de los canapés o arcones de almacenaje que también existen. Están hechas de diferentes materiales ecológicos, duraderos y resistentes, se venden en diferentes tamaños y se pueden encontrar en grandes almacenes e hipermercados. Lo ideal es que lo guardemos bajo las camas esté etiquetado, ordenado y organizado y que no acumulemos nada que no nos haga realmente falta, de ahí la importancia de revisar todo lo que guardamos después de cada temporada con el fin de donar o deshacernos de lo que no nos vamos a poner, ya no nos gusta, o sabemos que no necesitaremos el próximo invierno.

Trucos para la buena conservación de la ropa

El experto que atiende a Estela también le proporciona una guía con trucos y consejos para guardar la ropa de invierno en las mejores condiciones, con el fin de encontrarla intacta cuando la vayamos a utilizar en la próxima temporada de frío:

  • Debemos escoger siempre lugares frescos y secos, lejos de la luz solar y de la humedad con el fin de evitar las polillas.
  • Antes de guardar la ropa es importante lavarla bien, y si no se puede en casa, acudir a la tintorería. Solo así se guardará en perfectas condiciones, sin olores, perfumes, etc., y lista para poder usarse el siguiente invierno.
  • Para guardar el calzado de invierno éste deberá almacenarse aparte para evitar malos olores que puedan trasladarse a la ropa.
  • También nos pueden ayudar las bolsitas perfumadas o jabones con olores guardadas en las cajas o bolsas de almacenaje. De esta manera, el aroma durará todo el tiempo que permanezca guardado. Si usas bolas de naftalina evita que toquen la ropa, ya que, aunque son ideales para guardar la ropa durante mucho tiempo, si se abren podrían dañarla.
  • Coloca los elementos doblados en orden de peso, lo más pesados en el fondo, y los más ligeros arriba para así mantenerla en buenas condiciones y lista para usar cuando la saques nuevamente.
  • No aprietes mucho la ropa, déjalas sueltas. Permite que tengan espacio para respirar.
  • El último consejo es que, en el momento de sacar la ropa de nuevo, la pongas en la secadora, en el ciclo de aire sin calor, para eliminar la posible humedad que haya podido acumular y recuperar su suavidad en caso de que se haya quedado seca o ligeramente tiesa.

Pídenos lo que necesites en el Experto Yo Me Ocupo, cualquier consulta o gestión llamando al 911 755 573, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE.

También puede interesarte…

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600

Asesor Fiscal

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600


Leer más
Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años

Yo Me Ocupo

Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años


Leer más
¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?

Experto Orientación Auto

¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?


Leer más