hombre preocupado por taquicardia de su mujer
Asesor en Bienestar

Taquipnea: síntomas, causas y tratamiento

Cuando la respiración se acelera por encima de lo normal recibe el nombre de taquipnea. El ritmo de respiración de cada persona puede variar en función de diferentes factores, como la edad, la actividad que se está realizando o diversas situaciones patológicas.

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

Publicado octubre 2023

Josefa, Socia del Club MAPFRE, tiene 68 años y ha notado como en ocasiones su respiración se acelera sin un motivo aparente. Por ello, se ha decidido a consultar con nuestro Asesor Médico especialista en medicina familiar. Josefa pertenece al Plan de Fidelización de MAPFRE desde hace tiempo y se aprovecha de todas sus ventajas, incluyendo el asesoramiento de todos los expertos y asesores.

El asesor le explica que la frecuencia respiratoria es un signo vital importante y en ocasiones la manifestación inicial de algunas enfermedades. Además, el asesor le da más detalles sobre la taquipnea, sus posibles causas, sus síntomas y consecuencias.

  • ¿Qué es?
  • Síntomas
  • Tratamiento

Qué es la taquipnea

La respiración acelerada por encima de lo normal recibe el nombre médico de taquipnea. Las situaciones que pueden causarla son muy variadas y en muchos casos están condicionadas por la edad y otras características del individuo.

Los valores de la frecuencia respiratoria pueden variar debido a diferentes circunstancias como la edad, estar sometido a situaciones de estrés, el ejercicio físico, las condiciones ambientales o subir a zonas de gran altitud. También determinadas situaciones relacionadas con la salud pueden influir en la frecuencia respiratoria, incluyendo los estados febriles, el tratamiento con algunos medicamentos y ciertas enfermedades.

Los valores normales de frecuencia respiratoria (número de respiraciones por minuto) dependen principalmente de la edad de la persona. Según se va desarrollando el sistema respiratorio se produce una disminución en la frecuencia respiratoria. De este modo, la frecuencia respiratoria normal de un recién nacido puede triplicar a la de un adulto.

La frecuencia respiratoria normal en reposo en las diferentes franjas de edad se aproxima a:

  • Bebés (menores de 1 año): de 30 a 60 respiraciones por minuto.
  • Niños de 1 a 3 años: de 24 a 40 respiraciones por minuto.
  • Preescolares (de 3 a 6 años): de 22 a 34 respiraciones por minuto.
  • Escolares (de 6 a 12 años): de 18 a 30 respiraciones por minuto.
  • Adolescentes (de 13 a 18 años): 12 a 15 respiraciones por minuto.
  • Adultos: de 10 a 20 respiraciones por minuto.

En el otro extremo de la taquipnea se sitúa la bradipnea, término médico utilizado para referirse a la disminución de la frecuencia respiratoria. Se define por situaciones en las que se producen menos de 12 respiraciones por minuto en adultos. Existen diferentes causas de bradipnea como consumo de sustancias tóxicas, traumatismo costales, consumo de algunos fármacos y parálisis muscular, entre otras.

Principales causas y síntomas de la taquipnea

La taquipnea puede estar motivada por diferentes causas, entre las que se encuentran las causas fisiológicas como el miedo, las situaciones de ansiedad, el llanto, la práctica de actividad física, la fiebre y el dolor.

En cuanto a las situaciones patológicas que pueden causar taquipnea se encuentran:

  • Las de origen respiratorio:
    • Falta de oxígeno.
    • Exceso de dióxido de carbono.
    • Traumatismos.
    • Edema pulmonar.
    • Tromboembolismo pulmonar.
    • Hipertensión pulmonar.
    • Derrame pleural.
  • De origen no respiratorio:
    • Tumores e infecciones en el sistema nervioso central.
    • Patologías cardiovasculares, como la insuficiencia cardiaca y la hipotensión arterial.
    • Desequilibrios y patologías metabólicas como la acidosis y la insuficiencia hepática.
    • Tratamiento con algunos fármacos.
    • Situaciones hematológicas como la anemia.
    • Problemas psicógenos como la ansiedad y el estrés.

Patologías respiratorias que causan taquipnea:

1) Entre las enfermedades respiratorias que pueden producir taquipnea se encuentran:

  • El asma. Se trata de una enfermedad caracterizada por la inflamación crónica de las vías respiratorias y síntomas como sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. En el asma tiene lugar una limitación del flujo aéreo respiratorio que determina la aparición de taquipnea.
  • El tromboembolismo pulmonar. Consiste en la obstrucción de las arterias pulmonares (a causa de un trombo que procede de otra parte del cuerpo) encargadas de llevar sangre desde el corazón hasta los pulmones para oxigenarla.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Esta patología causa la obstrucción del flujo de aire en los pulmones. Se manifiesta con tos crónica y dificultad respiratoria. Su principal causa es el consumo de tabaco.
  • Otras enfermedades pulmonares graves que pueden causar taquipnea incluyen la enfermedad pulmonar intersticial, la bronquiectasia, el neumotórax o la neumonía.

2) En cuanto a las patologías pulmonares que pueden causar taquipnea en bebés destacan:

La bronquiolitis. Consiste en la infección de los bronquiolos, las vías respiratorias más estrechas de los pulmones.

La taquipnea transitoria del recién nacido. Tiene lugar cuando un recién nacido intenta expulsar los líquidos presentes en los pulmones durante la gestación. Se caracteriza por un cuadro de dificultad respiratoria presente desde el nacimiento. La respiración del bebe se acelera hasta las 100-120 respiraciones por minuto. No se trata de una condición grave y suele resolverse espontáneamente en 2 o 3 días.

Síntomas de la taquipnea:

En cuanto a los síntomas que suelen acompañar a la taquipnea, estos variarán en función de la patología o situación que los cause:

  • Disnea o dificultad respiratoria.
  • Tos.
  • Expectoración.
  • Dolor y opresión en el tórax.
  • Inestabilidad hemodinámica (en el embolismo pulmonar).
  • En la taquipnea transitoria del recién nacido puede aparecer cianosis (coloración azulada de la piel por la falta de oxígeno y exceso de CO2), respiración acelerada con la emisión de sonidos que se asemejan a gruñidos, aleteo nasal y retracción intercostal.

Tratamiento de la taquipnea

El tratamiento de la taquipnea dependerá de la situación que la cause. En cualquier caso, para mejorar la función respiratoria existen métodos terapéuticos como las sesiones de rehabilitación respiratoria.

Cuando existe una disfunción o patología respiratoria lo recomendable es acudir al neumólogo para completar el estudio del funcionamiento respiratorio y establecer el tratamiento más adecuado.

Nuestro asesor indica a Josefa que, ante la aparición de síntomas relacionados con la taquipnea, ante todo debe mantener la calma. Debe evaluar la causa subyacente, por ejemplo, si tiene fiebre o ansiedad. Y si es grave o hay síntomas preocupantes, debe buscar atención médica urgente llamando al 112 o solicitar ayuda a otra persona, y seguir las indicaciones de un profesional de la salud.

Josefa queda muy satisfecha con la información facilitada, tiene claro que siempre que tenga alguna duda consultará con un Asesor Médico del Club MAPFRE y pedirá cita con un especialista.

Dra. Inmaculada Sánchez

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

También puede interesarte…

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600

Asesor Fiscal

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600


Leer más
Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años

Yo Me Ocupo

Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años


Leer más
¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?

Experto Auto y Movilidad Sostenible

¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?


Leer más