Cómo explicar el divorcio a tus hijos

Si habéis decidido separaros de mutuo acuerdo y tenéis hijos, nuestro equipo os ayuda para explicar la situación a los pequeños.

Consulta a nuestros médicos llamando al teléfono gratuito 900 103 358 (de lunes a domingo, las 24h) o solicitar este servicio online.

Luisa y su marido han decidido separarse de mutuo acuerdo. Ha sido una decisión meditada que les costaba llevar a cabo por el miedo de que pudiera afectar a sus dos hijos, de 8 y 10 años. Finalmente, como la situación ya no se sostenía han decidido dar el paso, pero les preocupa cómo gestionarlo con los pequeños.

El psicólogo teCuidamos habla con Luisa y le explica que hacen bien en haber mantenido a los niños al margen hasta ahora, pues es básico no salpicarles con los detalles que incumben únicamente a los dos miembros de la pareja. Asimismo, le comenta que deben acordar la explicación que van a dar a los niños, unificando la información e intentando que ésta sea adecuada a la edad y el nivel de comprensión de los mismos. Sobre todo, no han de transmitir dudas, sino que los niños han de recibirlo como una decisión tomada y consensuada por los padres. Hay que evitar que estos puedan sentirse, de algún modo, culpables o que piensen que con su actitud tienen la posibilidad de influir en la decisión.

Otros aspectos en los que les hace hincapié que han de fijarse son:

  • Han de hablar con ellos en un tono calmado y controlado, siendo muy importante que los niños no perciban una excesiva preocupación, angustia o desesperación.
  • Debe ponerse especial énfasis en los cambios que va a suponer esa nueva situación para el niño y, concretamente, en su relación con uno u otro progenitor. Además, se le deben explicar los ajustes que serán necesarios en la nueva dinámica diaria entre los miembros de la familia, y enfatizar los aspectos positivos que este cambio supondrá al niño (por ejemplo, explicarle que dispondrá de dos casas).
  • Se tiene que aclarar con los niños que el hecho de que se separen, no significa de ningún modo que dejen de quererles o que no vayan a cuidarlos como hasta el momento.
  • Al mismo tiempo, se debe evitar que se vean obligados a posicionarse entre uno de los dos padres o que les llegue información que les permita catalogar a sus padres de ‘bueno’ o ’malo’.

Una vez comunicada la decisión y establecida la nueva realidad en la vida del niño, se debe prestar especial atención al proceso de adaptación de éste, su actitud, quejas o comentarios. Además, se debe mostrar una actitud accesible y abierta a contestar preguntas que al niño le puedan surgir, así como detectar determinados sentimientos (como la tristeza o la rabia), preocupaciones o miedos que pueda experimentar. En el caso que se manifiesten, es importante abordar la situación adecuadamente.

Luisa agradece muchísimo la información pues les ha hecho caer en la cuenta de cosas en las que quizás no habían pensado, como el hecho de que es conveniente informar del nuevo contexto a la escuela o a otros centros a los que el hijo asista, con el objetivo de lograr su colaboración y mantener una comunicación continuada sobre el comportamiento y evolución del niño.

Nuestro equipo te da los mejores consejos

Un equipo de psicólogos te asesorará sobre:

  • Crisis de ansiedad, ataques de pánico, trastornos depresivos.
  • Problemas familiares o de pareja.
  • Comportamiento infantil y adolescente.
  • Acompañamiento tras un diagnóstico de patología grave.
  • Incluye al año entrevista inicial y 3 sesiones telefónicas de seguimiento.