Manchas en la piel en niños pequeños

¿Tu hijo ha nacido con una pequeña mancha de nacimiento? ¿Temes que pueda expandirse o no saber tratarla?

Puedes solicitar el servicio llamando al 900 103 358, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos las 24h, los 365 días.

Víctor es un niño de dos años que nació con una pequeña mancha de nacimiento en el cuello, de color café con leche, que sigue ahí y que ni aumenta ni disminuye de tamaño a medida que crece. No es algo que preocupe en exceso a sus padres, pero piensan que no está de más consultar al servicio de Orientación Pediátrica, ya que disponen del servicio y en otras ocasiones lo han utilizado y han quedado muy satisfechos por la atención e información recibidas. Además, Marta vuelve a estar embarazada y quiere saber si algo de lo que pudo hacer en el anterior embarazo es posible que propiciase su aparición, y así no repetirlo en éste.

La pediatra del equipo que les atiende les explica que el 80% de los bebés tienen alguna y que muchas duran toda la vida mientras que otras desaparecen con el paso del tiempo. Sobre todo le comenta que no se pueden prevenir y que no se producen por algo que la madre hizo o comió durante el embarazo como a veces circula, sino que el origen de la mayoría de marcas se desconoce y en algún caso puede ser hereditaria.

Ésta, tal y como la describe su madre, sería una mancha lisa de color tostado o marrón claro. Le comenta que por lo general se vuelven más pequeñas a medida que el niño crece, aunque también pueden oscurecerse con la exposición al sol. Una sola no representa un problema, pero es conveniente realizar algún estudio al bebé si tiene seis o más manchas café con leche, ya que esto puede ser un signo de neurofibromatosis (trastorno genético que produce el crecimiento anormal de las células de los tejidos nerviosos).

En general, las marcas de nacimiento pigmentadas no se tratan, excepto los lunares y, en algunas ocasiones, las manchas color café con leche, como le ha explicado. Los lunares (en especial los nuevos congénitos grandes o gigantes) a veces se extirpan mediante cirugía, aunque los de mayor tamaño pueden ser más difíciles de extirpar. Las manchas color café con leche se pueden quitar con láser, pero a menudo reaparecen.

Nuestros especialistas pediatras te asesorarán sobre:

  • Enfermedades y síntomas.
  • Uso de medicamentos.
  • Calendario de vacunación.
  • Alergias…