Dependencia emocional

¿Te sientes inferior a tus parejas? ¿Tienes miedo al rechazo o a quedarte solo/a?

Puedes solicitar el servicio llamando al 900 103 358, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos las 24h, los 365 días.

Cristina tiene una nueva pareja desde hace unas semanas. Siempre que finaliza una relación, necesita volver a estar en pareja, y es consciente de que esto le lleva a iniciar relaciones de forma un poco precipitada, a las que se aferra demasiado, en las que sufre cuando nota que el otro no se implica como ella piensa que debería.... Quiere romper este círculo, y ser capaz de estar sola, no necesitar a un hombre a su lado, y escucharse más, no supeditarse a la pareja.

Solicitó el servicio de Orientación Psicológica porque quiso explicarnos cómo se siente y saber si puede hacer a algún tipo de terapia. El psicólogo que la atendió,necesitó saber si ella se valora o suele verse siempre inferior a las parejas con las que está, si tiene miedo a la soledad, si el miedo al rechazo de la pareja le hace ceder a cosas que en otro momento no haría… Las respuestas sitúan a Cristina en un rol de dependencia emocional hacia su pareja. Busca afecto y para ello necesita que el otro confirme constantemente que es importante para él, tiende a actuar en función de lo que su pareja espera, tiene baja autoestima e idealiza a la pareja…

Una persona con dependencia emocional suele repetir el mismo estilo de relación de pareja a lo largo de las sucesivas relaciones por las que va pasando en su vida. Por eso es importante que modifique ese patrón que tiende a establecer. Algunas sugerencias que puede llevar a cabo son:

  • Tomar conciencia del desequilibrio que existe en las relaciones de pareja que construye y del sufrimiento y el elevado precio que debe pagar por esta situación.
  • Aprender a establecer vínculos en los que predomine la igualdad y en los que ambos miembros puedan sentirse respetados en su individualidad y en las particulares necesidades de cada uno.
  • Tener en cuenta que no es una buena decisión someterse a la otra persona con el objetivo de mantener su cariño porque habitualmente, y a lo largo del tiempo, se obtiene el efecto contrario al deseado, en cuya situación se suelen propiciar relaciones muy destructivas para ambos miembros.
  • Ser consciente de que este tipo de vínculo conduce a la imposibilidad de desenvolverse en la dinámica diaria como persona con identidad propia, independiente y responsable de la propia vida.
  • Trabajar en la potenciación de la autoestima y en el desarrollo de determinadas habilidades sociales, como la asertividad, para aprender a defender los propios derechos, opiniones e intereses.
  • Buscar la ayuda profesional de un psicólogo con el objetivo de poder mejorar la actual relación con la pareja o establecer futuros vínculos más satisfactorios y equilibrados.

Un equipo de psicólogos te asesorará sobre:

  • Crisis de ansiedad, ataques de pánico, trastornos depresivos.
  • Problemas familiares o de pareja.
  • Comportamiento infantil y adolescente.
  • Acompañamiento tras un diagnóstico de patología grave.
  • Incluye al año entrevista inicial y 3 sesiones telefónicas de seguimiento.