¿Tienes obsesión por el orden?

Si no sabemos si lo que sentimos son manías o problemas mayores. Si tienes dudas sobre algo que te afecta de forma personal y te gustaría poder consultarlo con un experto, no lo dudes llama.

Puedes solicitar el servicio llamando al 900 103 358, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos las 24h, los 365 días.

Ariadna siempre ha sido una persona ordenada, pero desde hace unos años el orden se ha convertido en casi una obsesión hasta el punto de que le ha creado conflictos en casa (con su pareja) y también con amigos. Está repercutiendo en sus relaciones y necesitaba ayuda para y consultar si el grado en que le afecta es exagerado o no.

La consulta fue atendida por un psicólogo del equipo de Psicología del servicio gratuito de MAPFRE teCuidamos, Ariadna le explica que el orden le aporta serenidad, sensación de control y que si no está todo como ella quiere o piensa que debería estar le crea cierta ansiedad. Quiere ordenar ella a su manera porque necesita tener control, y lleva mal que los demás alteren su orden.

El especialista le explica que, en efecto, el orden y el acto de ordenar conllevan beneficios no sólo prácticos, como la facilidad de acceso a lo que necesitamos, la organización, la estética y la limpieza, sino también psicológicos; entre ellos, encontramos la serenidad, la capacidad de concentración, la efectividad, el aprovechamiento del tiempo, la mayor sensación de control, el optimismo, la mayor capacidad de organización, gestión y toma de decisiones, entre muchos otros.

Los inconvenientes aparecen cuando el orden es llevado al extremo de forma escrupulosa, hecho que convierte a la persona en un ser rígido, poco espontáneo, cerrado a las experiencias, con poco sentido del humor y sin capacidad para improvisar, entre otras características.

Sin embargo, el verdadero problema aparece al sobrepasar cierto límite y tender a una posición extrema, es decir, cuando, el orden pasa a convertirse en obsesión y transforma a la persona en esclava de sí misma, creando sufrimiento e interfiriendo en el desarrollo de las actividades diarias. En este caso se entiende que puede existir un trastorno psicológico, como el trastorno obsesivo-compulsivo. Una persona con este problema se encontrará ansiosa si no tiene todos los objetos ordenados de una determinada manera, por ejemplo en función del color, la forma y el tamaño, y se verá obligada a realizar determinados rituales para aliviar su ansiedad. Y todo ello inevitablemente también conllevará problemas en la relación con la pareja y en la convivencia familiar.

Ariadna no puede evitar sentirse identificada con esta descripción, por lo que el psicólogo que la atiende le da ciertas pautas para empezar a valorar su problema y las características concretas de su caso así como entender la forma por la que ha llegado a esta situación actual y la emplaza a realizar sesiones telefónicas de seguimiento para tratar este tema.

Nuestros expertos te ayudan:

Un equipo de psicólogos te asesorará sobre:

  • Crisis de ansiedad, ataques, trastornos obsesivo-compulsivos.
  • Problemas de pareja.
  • Comportamiento adolescente.
  • Acompañamiento tras un diagnóstico de patología grave.
  • Incluye al año entrevista inicial y 3 sesiones telefónicas de seguimiento.