Fiscalidad de subvenciones para rehabilitación de vivienda habitual

Las subvenciones o ayudas tributan en el IRPF en función de cómo se califique su ingreso. Confía en nuestros expertos y deja la gestión de los impuestos en sus manos.

Puedes solicitar el servicio llamando al 800 007 269, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos de L-V de 8:30 a 20:30

Como norma general, salvo cuando una Ley lo indica expresamente, todas las subvenciones o ayudas recibidas por personas están sujetas a IRPF. Las destinadas a la rehabilitación de la vivienda habitual se consideran ganancia patrimonial y tributan en la parte general de la base imponible.

En el caso de ayudas públicas por defectos estructurales de construcción de la vivienda habitual, se puede elegir entre imputarlas en la declaración de un año o dividirlas en cuartos y hacerlo en el año en que se obtiene y en los 3 siguientes.

Jorge, uno de nuestros socios de MAPFRE teCuidamos, había sufrido desperfectos en su casa con el paso del tiempo y solicitó una subvención para rehabilitarla. Cuando se la concedieron nos llamó para que le explicáramos cómo le afecta en su IRPF.

Nuestros expertos fiscales del servicio gratuito Asesor Fiscal le han comentado que al no tratarse de defectos estructurales derivados de la adquisición de la vivienda, su ayuda tributa como ganancia patrimonial en la parte general de la base imponible y tiene que imputar la misma de una sola vez en todo el periodo el que la ha obtenido.

Otro de nuestros socios, Luis, ha accedido a una vivienda en propiedad y ha recibido una subvención por Ayuda Estatal Directa a la Entrada (AEDE). Él también tiene que tributarla como ganancia patrimonial en el IRPF pero como en su caso va destinada a subsanar defectos estructurales sí puede dividirla en 4 e imputarla en el año que la recibe y los 3 siguientes.