¿Comprar un inmueble para vivir o alquilarlo?

Si te acabas de comprar un piso o estás pensando en hacerlo, te ayudamos a decidirte sobre si es mejor opción tenerlo a tu disposición o alquilarlo. En caso de duda, llama a tu Asesor Fiscal de teCuidamos.

No esperes más y contacta con nuestros expertos fiscales llamando al 800 007 269, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE. Puedes contactarnos de lunes a viernes de 8:30 a 20:30h.

La vivienda es uno de los conceptos que tiene un mayor protagonismo en la declaración de la renta. Lejos de lo que se tiende a pensar, todos los inmuebles que no constituyen la vivienda habitual tienen que tributar, aunque simplemente se tengan en propiedad sin obtener ningún ingreso por su arrendamiento. Este tipo de inmuebles generan lo que se conoce como renta presunta o imputación de renta inmobiliaria y por este concepto están obligados a tributar los contribuyentes que tienen en propiedad más casas de la que utilizan como vivienda habitual.

En el caso de que la segunda casa se tenga a disposición propia sin generar ninguna renta real, es obligatorio declarar en el IRPF una renta anual que se corresponde con el 2% del valor catastral del inmueble si la tasación no ha sido revisada en los últimos 10 años. En el supuesto contrario, el porcentaje que se aplica se reduce al 1,1%.

Por otro lado, las obligaciones con Hacienda también se mantienen si se opta por alquilar la vivienda, ya que es preciso tributar en cada ejercicio por los rendimientos percibidos a través de esta vía.

Javier, socio de MAPFRE teCuidamos, tiene un apartamento en Denia que únicamente utiliza durante las vacaciones. El valor catastral del inmueble asciende a 70.000 euros. En esta ciudad del Mediterráneo, el valor catastral no ha sido revisado recientemente, por lo que Javier está obligado a incluir en su base imponible general la cantidad de 1.400 euros que resultan de multiplicar el 2% por 70.000 euros.

Ante este panorama, llama a nuestro servicio de asesor fiscal para preguntar si le puede resultar más conveniente alquilar su apartamento, ya que ha encontrado a una pareja de confianza que está interesada en arrendar un piso como vivienda habitual.

El experto en fiscalidad que atiende a Javier, socio de MAPFRE teCuidamos, le solicita los siguientes datos para ofrecerle una alternativa viable:

  • Ingresos por arrendamiento: 350 euros * 12 meses = 4.200 euros.
  • Reparaciones en el inmueble: 1.000 euros.
  • IBI: 220 euros.
  • Amortización por depreciación del valor de la construcción: 21.000 euros *3% = 630 euros. En el caso de que el valor de adquisición sea mayor que el catastral, el beneficio fiscal es superior.
  • Seguro de hogar: 260 euros.
  • Comunidad de propietarios: 420 euros.

Teniendo en cuenta estas partidas, Javier, socio de MAPFRE teCuidamos, obtendría un rendimiento neto por el alquiler de su apartamento de 1.670 euros, una cifra mayor que los 1.400 euros que tiene que tributar si únicamente disfruta del inmueble durante los meses de vacaciones. A esto hay que sumar que, al tratarse de un arrendamiento de vivienda habitual, nuestro cliente también tiene derecho a una reducción fiscal del 60%.

Por lo tanto, el servicio gratuito de MAPFRE teCuidamos aconseja a Javier que es preferible alquilar el inmueble en lugar de tenerlo vacío durante la mayor parte del año. Los cálculos que resultan para justificar esta decisión son los siguientes:

  • Rendimiento neto: 1.670 euros.
  • Reducción del 60%: 1.002 euros.
  • Rendimiento neto reducido a integrar en la base imponible general: 668 euros.