Apoyo emocional a Persona Altamente Sensible
Asesor en Bienestar

Personas Altamente Sensibles (PAS): cómo distinguirlas

Hay personas que, debido a sus experiencias vitales, su carácter y su capacidad empática, se pueden calificar como Personas Altamente Sensibles (PAS). Aunque este rasgo les permite una mayor vinculación con la realidad, hace que vivan los acontecimientos diarios con una intensidad excesiva y contraproducente.

joven altamente sensible en consulta con especialista

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

Publicado octubre 2023

Marga, Socia del Club MAPFRE, es madre de dos hijos, uno de 12 y otro de 8. El mayor se caracteriza por tener una sensibilidad especial y muy desarrollada. Por ello, se ha decidido a consultar con nuestro Asesor Médico especialista en Psicología infantil. Marga tiene contratado el Plan de Fidelización de MAPFRE y aprovecha sus ventajas, incluyendo el asesoramiento de asesores y expertos.

El asesor le explica que cada persona tiene un grado distinto de emocionalidad, así como una capacidad propia para gestionar las emociones. Hay gente con una sensibilidad mayor a la de los demás que es más vulnerable a la intensidad de lo que acontece a su alrededor. Estas ‘Personas Altamente Sensibles’ (PAS) suelen caracterizarse por su inteligencia y por presentar una serie de rasgos y comportamientos que les convierten en especiales. Además, nuestro Asesor ofrece a Marga diversos detalles sobre las características que definen a las personas altamente sensibles.

  • Características
  • Detectar PAS
  • Cómo ayudar

Características personas altamente sensibles

El término ‘Persona Altamente Sensible’ (PAS) hace referencia a la persona que vive las emociones, los sentimientos y la creatividad de una forma más intensa. Además, es más susceptible frente a los estímulos con gran carga emotiva.

Se caracterizan por ser personas conscientes de todo lo que les rodea, debido a una capacidad empática extraordinaria. Esto a veces puede sobrecargar su sistema cognitivo por la cantidad de información que procesan. Como consecuencia, es habitual que se saturen o se cansen emocionalmente de forma más rápida que otras personas. Suelen ser más sensibles a estímulos sensoriales como el ruido, la luz y el tacto.

Así mismo, presentan una mayor capacidad de respuesta emocional. Son capaces de apoyar y comprender a su entorno de una manera más precisa. Esta forma de vivir las emociones se traduce en una empatía muy desarrollada hacía las personas, pero también hacia los animales y la naturaleza en general.

Ser una persona altamente sensible es una característica personal y no implica padecer un trastorno psicopatológico. Sin embargo, es importante poder gestionar este rasgo de la personalidad de la mejor manera posible.

Cómo identificar a una persona altamente sensible

Las personas altamente sensibles aprecian con facilidad las sutilezas que para otros pasan desapercibidas. Esta capacidad extraordinaria para experimentar sensaciones y emociones las convierte en personas con una vida interior muy exuberante.

De este modo, las personas altamente sensibles poseen ciertos rasgos que permiten identificarlas:

  • Necesitan más tiempo para adaptarse a los cambios, ya que deben procesar en detalle toda la información relacionada con la nueva situación.
  • Presentan una alta sensibilidad al dolor, tanto físico como emocional. Esto a veces puede conllevar asociado un exceso de sufrimiento.
  • Suelen soportar con dificultad olores, sonidos o luces intensas. Estos estímulos les pueden provocar sensaciones altamente desagradables y malestar físico. Los ambientes con gran carga sensorial (ruidos y olores) les resultan poco tolerables.
  • Son personas que necesitan momentos de soledad para reencontrarse a sí mismas y alejarse de los estímulos, casi siempre excesivos, del mundo exterior. Necesitan tomarse un respiro para recuperarse cuando se sienten abrumadas o exhaustas.
  • Tienen una vida interior rica y compleja que a veces necesitan compartir con los demás.
  • Debido a un exceso de compromiso y perfeccionismo, se trata de personas a las que les cuesta gestionar una carga de trabajo elevada. Se sienten superadas si tienen muchas tareas pendientes. Por eso, les conviene establecer prioridades y centrarse en dar pequeños pasos para poder llegar lejos.
  • Presentan una tendencia excesiva a empatizar con los problemas emocionales de los demás y asumir como propias cargas que no les corresponden. Reconocen el malestar de los demás con facilidad y son capaces de ponerse en el lugar del otro de forma habitual.
  • Suelen tener una especial sensibilidad hacia el arte y la creatividad, apreciando especialmente la belleza en todos los ámbitos.
  • Se sienten más cómodos en grupos pequeños o en entornos donde no reciben demasiada atención.
  • Presentan una gran dificultad para gestionar las críticas, que en ocasiones les pueden generar un sentimiento de culpa. No llevan bien que las observen, les critiquen ni sentirse bajo presión.
  • Presentan una tendencia a somatizar el estrés a nivel muscular, como migrañas o problemas gastrointestinales.

Qué tipo de ayuda necesitan las personas altamente sensibles

Las personas altamente sensibles pueden requerir el aprendizaje de técnicas de gestión emocional, que les permita desarrollar su inteligencia emocional. Esto les puede ayudar a comprender mejor sus diferencias con los demás y de qué manera valorar sus virtudes.

De la misma manera, se trata de personas que necesitan sentirse escuchadas y desahogarse para procesar toda esa carga emocional que son capaces de sobrellevar, no sin dificultad. De este modo, un acompañamiento por parte de un profesional de la psicología puede ser de gran valor para este tipo de personas, sobre todo cuando se enfrentan a desafíos emocionales.

En definitiva, para ayudar a una persona altamente sensible (PAS), es necesario practicar la empatía y la comprensión. Escuchar atentamente sus preocupaciones y sentimientos, validándolos. También es conveniente crear un ambiente tranquilo y evitar la sobreestimulación. Respetar sus límites y brindarle distintas opciones cuando sea posible. Fomentar la comunicación abierta y animarle a hablar sobre sus necesidades. El apoyo y comprensión de los demás puede marcar la diferencia en el bienestar emocional y en la calidad de vida de las personas altamente sensibles.

 

Marga queda muy satisfecha con la información facilitada y tiene claro que siempre que tenga alguna duda consultará con un Asesor Médico del Club MAPFRE y pedirá cita con un especialista.

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

También puede interesarte…

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600

Asesor Fiscal

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600


Leer más
Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años

Yo Me Ocupo

Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años


Leer más
¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?

Experto Auto y Movilidad Sostenible

¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?


Leer más