Publicado diciembre de 2020

Cuánto tendré que pagar a Hacienda por un ERTE

Si este año has estado en situación de ERTE en tu empresa, debes tener en cuenta los límites de la obligación de declarar el IRPF, ya que habrás tenido, como mínimo, dos pagadores, aunque tu límite para estar obligado a presentar declaración es de 14.000 €. Te contamos todo lo que tienes que saber ante esta situación para cumplir con el fisco de manera correcta.

¿A qué esperas para facilitarte la vida? Pídenos lo que necesites

Horario de L a V de 8:30 a 20:30 h

Jorge, Socio de MAPFRE teCuidamos

Jorge, Socio de MAPFRE teCuidamos, ha pasado este año por una situación de ERTE en su empresa de la que acaba de salir. De cara a plantearse cómo tendrá que presentar su Declaración de la Renta en 2021, y sabiendo que ésta es una situación laboral y económicamente nueva para él, decide contactar con el Asesor Fiscal de MAPFRE teCuidamos para despejar todas las dudas que le surgen, ya que, ha leído que puede tener que pagar al fisco al quedar reflejado que este año ha tenido dos pagadores.

Muchos trabajadores han pasado a lo largo de este año, o aún están pasando, por una situación de ERTE en su empresa, debido a la ralentización de la economía. Por eso será habitual que se encuentren con dudas al ajustar cuentas con Hacienda en 2021 y muchas posibilidades de que la Declaración de la Renta les salga a pagar. El motivo es que en 2020 se les habrá retenido menos IRPF en las nóminas y además la prestación por desempleo que se cobra durante el ERTE carece de retención o tiene una retención más baja.

Hombre haciendo la declaración de la renta

Asimismo, tanto las retribuciones percibidas por la empresa como por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se consideran, a nivel fiscal, rendimientos de trabajo, por lo que, en el momento de hacer la Declaración, habrá dos pagadores. Y en estos casos, la Agencia Tributaria establece como obligatorio declarar siempre que el trabajador haya percibido más de 14.000 euros, siempre que del segundo pagador se hayan cobrado más de 1.500 euros.

De esa forma, un trabajador afectado desde marzo por una suspensión temporal de empleo podrá llegar a pagar en torno a 1.000 euros a Hacienda cuando presente su Declaración. Una buena opción para contrarrestar esta penalización puede ser hacer una aportación adicional a nuestro Plan de Pensiones para minimizar el impacto fiscal que nos va a suponer el ERTE.

Algo similar ocurre en el caso de los autónomos. Todas las prestaciones o ayudas que hayan recibido estos meses también tributarán en la Declaración del próximo año como rendimientos de trabajo, y en caso de no incluir estas ayudas, Hacienda podrá revisarlas y requerir al contribuyente que las incluya, con el correspondiente expediente sancionador.

Desde MAPFRE teCuidamos aconsejamos continuar atendiendo las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias. Algunos de los procesos del Plan de Fidelización pueden verse afectados por la actual crisis.