Lumbalgia en deportistas | MAPFRE teCuidamos
Deportista con lumbalgia en el gimnasio
Asesor Médico

Lumbalgia en deportistas

La práctica habitual de ejercicio físico es imprescindible para mantener un buen estado de salud, pero su práctica inapropiada puede generar dolor de espalda, por exceso o por alguna anomalía física que desconocemos. Te contamos todo lo que tienes que saber.

Masaje en zona de las lumbales

El Asesor Médico resuelve cualquier consulta llamado al 900 805 707, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE.

Publicado septiembre 2022

Sergio, Socio de MAPFRE teCuidamos, tiene 35 años y hace deporte de forma intensa y habitual. Principalmente, juega al fútbol y al pádel, sale a correr al menos tres veces a la semana y también realiza ejercicios de musculación en el gimnasio un par de días semanales. Desde hace un tiempo ha comenzado a experimentar dolores de espalda en la zona lumbar que no sabe si puede estar relacionado con la práctica deportiva o con una antigua lesión de espalda que arrastra desde hace años, por lo que ha decidido consultar con nuestro Asesor Médico especialista en Medicina del Deporte para que le ofrezca información experta sobre una posible lumbalgia relacionada con la práctica deportiva.

El Asesor le explica que la prevalencia de dolor de espalda varía dependiendo de las diferentes prácticas deportivas y las características de los deportistas. La lumbalgia puede diferenciarse entre dolor agudo, causado por una lesión puntual, o dolor crónico, en el que intervienen más elementos, además del desempeño funcional de la práctica deportiva, incluyendo los factores psicológicos y sociales del individuo. Además, el experto le explica otras informaciones de interés sobre la lumbalgia relacionada con el deporte.

  • Deportes
  • Tipos y causas
  • Remedios

Deportes que pueden provocar lumbalgia

La zona lumbar se caracteriza por soportar importantes cargas, que pueden dar lugar a dolor, tras la realización de sobreesfuerzos musculares, o por la presencia de alteraciones biomecánicas, afectando a las estructuras vertebrales y articulares. De este modo, pueden ser varias las disciplinas deportivas que, en un momento dado, pueden producir dolor de espalda. Suele ser una dolencia habitual en levantadores de pesas, mientras que en corredores suele ser menos común. Incluso disciplinas como la natación −si se habla de nadadores de élite con una carga de trabajo elevada o cuando los movimientos no se realizan de manera correcta− pueden provocar dolor lumbar a muchos de los deportistas. En otros deportes como el fútbol, el tenis y los ejercicios de musculación una parte importante de los que lo practican experimenta dolor de espalda en algún momento.

Tipos y causas de dolores lumbares

En muchos casos, la lumbalgia aparece cuando se produce una contracción y sobreviene la rigidez de la musculatura lumbar, debido a sobreesfuerzos, alteraciones biomecánicas o anatómicas inadvertidas y malas posturas.

Entre los factores de riesgo asociados al dolor lumbar se encuentran circunstancias individuales, incluyendo la edad, la existencia de sobrepeso, el estado de forma, el tiempo de sedestación o bipedestación prolongados, etc. También puede ser determinante el hecho de realizar tareas que requieran de un gran esfuerzo físico, los malos hábitos posturales, la falta de ejercicio físico de forma regular, la pérdida del tono muscular abdominal y los factores psicológicos como el estrés. Estos últimos pueden somatizarse en forma de dolor crónico y ser desencadenantes de dolor lumbar. Por otro lado, en ocasiones la lumbalgia es de origen inespecífico, no identificándose ninguna causa concreta responsable del dolor.

Otras causas patológicas, que pueden dar lugar a la aparición del dolor de espalda, independientemente de los hábitos deportivos, incluyen la artrosis, problemas reumatológicos como la espondilitis anquilosante, los traumatismos, una hernia de disco, un estrechamiento del canal espinal, la presencia de espondilolistesis o espondilolisis o una infección. Incluso una metástasis, en el peor de los casos.

En cuanto a la práctica deportiva, algunas situaciones que pueden provocar la aparición de lumbalgia incluyen:

  • El impacto repetido al correr, que puede ser más intenso sobre superficies duras. En este caso, es necesario utilizar zapatillas con una buena amortiguación.
  • La postura adoptada sobre la bicicleta cuando se hace ciclismo.
  • El levantamiento de pesas puede poner mucha tensión sobre la columna vertebral. Esto puede ser especialmente relevante en personas de mediana edad y edad avanzada, ya que los discos intervertebrales de la columna pueden volverse más delgados y frágiles con el paso de los años.
  • En el golf, ya que el balanceo que se produce al golpear requiere la rotación vigorosa de la columna vertebral, lo que puede suponer un sobreesfuerzo para los músculos, los ligamentos, las articulaciones y los discos de la columna.
  • En natación, el movimiento mal ejecutado de la patada de crol puede irritar ligeramente la zona y dar lugar a la aparición de lumbalgia.
  • Un disbalance entre la musculatura lumbar y abdominal también puede ser la causa de dolor lumbar en la práctica deportiva, cuando el deportista presenta una insuficiencia de la musculatura abdominal.

 

Cómo remediar el dolor lumbar

Cuando el dolor de espalda es agudo, a la mayoría de los pacientes éste remite de forma espontánea. En estos casos, el dolor es intenso al principio y se acompaña de una disfunción significativa que desaparece posteriormente. Generalmente y dado que en la mayoría de los pacientes la lumbalgia desaparece en menos de 4 semanas, el tratamiento se dirige a aliviar el dolor, recuperar la funcionalidad y prevenir nuevos episodios. Para ello se recomienda el uso de analgésicos, como el paracetamol o el metamizol magnésico, que pueden aliviar el dolor sin encubrir la causa del dolor o dificultar los procesos de regeneración de los tejidos lesionados.

En aquellos casos que no respondan a este tipo de analgésicos habría que recurrir a otros medicamentos. Las medidas físicas, como el calor seco local o la masoterapia descontracturante y los ejercicios de estiramiento, son aconsejables desde el primer momento, para evitar que el dolor progrese. Con respecto al reposo en cama, este no se recomienda ya que los pacientes se recuperan peor y suelen tener más dolor, pues el reposo desproporcionado produce pérdida de masa y tono musculares. Lo recomendable es, en la medida de lo posible, mantener algún tipo de actividad para, poco a poco, ir recuperando la normalidad.

En cuanto a las causas principales de la aparición de la lumbalgia, es importante en cada caso analizar las circunstancias y concretar la patología que produce el dolor para poder ofrecer las recomendaciones adecuadas, incluyendo la práctica deportiva saludable, la adecuación de las cargas de entrenamiento, el calzado y los tipos de medidas preventivas necesarias, entre otros factores.

En cuanto a los deportes más recomendados cuando ya se padece lumbalgia, se pueden recomendar:

  • La natación. Se trata de una práctica deportiva aconsejable para el que padece lumbalgia. La espalda se libra de la carga del peso corporal, además de fortalecer los músculos y estructuras del tronco. Los dos estilos más recomendables son el crol y la espalda.
  • Trabajar las abdominales. No se trata de un deporte en sí, pero es importante para prevenir el dolor y los problemas de espalda. Una zona abdominal fuerte permite descargar a la zona lumbar de los esfuerzos.
  • Caminar. Dar paseos largos puede ser una actividad física muy recomendable. A buen ritmo y con el calzado y la equipación adecuadas.
  • Yoga. Además de trabajar el aspecto físico, también puede servir de ayuda desde el punto de vista mental.

Sergio, que se beneficia del Plan de Fidelización de MAPFRE, queda muy satisfecho con la información facilitada y tiene claro que siempre que tenga alguna duda consultará con un asesor de MAPFRE teCuidamos y pedirá cita con un especialista.

Juan de Dios Beas Jiménez
Especialista en Medicina de la Educación Física y el DeporteColegiado 4106541 (RICOMS Sevilla)

El Asesor Médico resuelve cualquier consulta llamado al 900 805 707, completando nuestro formulario online o a través de la app de MAPFRE.

También puede interesarte…

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600

Asesor Fiscal

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600


Leer más
Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años

Yo Me Ocupo

Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años


Leer más
¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?

Experto Orientación Auto

¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?


Leer más