médico revisando piel de un paciente
Asesor en Bienestar

Enfermedades de la piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo. Entre sus múltiples funciones están proteger e impedir la entrada de microorganismos y sustancias potencialmente perjudiciales, y mantener la hidratación y la temperatura corporal. Existen muchas patologías y enfermedades de la piel que la debilitan y afectan negativamente en sus funciones.

revisión enfermedades de la piel

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

Publicado enero 2024

Violeta, Socia del Club MAPFRE, está interesada en los cuidados de la piel para prevenir las afecciones y patologías que la pueden afectar. Por ello, se ha decidido a consultar con nuestro Asesor Médico especialista en Dermatología para que le ofrezca información experta sobre los cuidados y las enfermedades de la piel. Violeta pertenece al Plan de Fidelización de MAPFRE y se aprovecha de todas sus ventajas, incluyendo el asesoramiento de los expertos y asesores.

El asesor le explica que una piel sana se caracteriza por un funcionamiento adecuado como órgano de excreción, sensitivo y estético, incluyendo sus funciones de barrera y defensa inmunológica. Además, se trata de un órgano clave para la formación de vitamina D, melanina y la regulación de la temperatura corporal. A continuación, el asesor le ofrece una información más detallada sobre las patologías y afecciones de la piel que pueden aparecer en ella.

  • Características
  • Enfermedades
  • Prevención

Características de una piel sana

La piel sana se caracteriza por presentar todas sus estructuras en buen funcionamiento. Una parte esencial de ello es la presencia de microorganismos beneficiosos, o microbioma, que impidan la aparición de otras especies perjudiciales potencialmente patógenas.

Algunos rasgos o características de una piel sana son:

  • Un adecuado grado de hidratación.
  • Que no aparezcan zonas de descamación ni sequedad.
  • Alto grado de resistencia, elasticidad, tersura y brillo.
  • Ausencia de manchas y rojeces.
  • No presentar un exceso de grasa.
  • Que no aparezcan afecciones dermatológicas como acné, dermatitis seborreica, dermatitis atópica, psoriasis o rosácea, entre otras.

Enfermedades de la piel

La piel puede verse afectada por diversidad de patologías y afecciones. En la mayoría de las ocasiones estas se manifiestan por la aparición de manchas y cambios en la estructura de los tejidos cutáneos.

Cáncer de piel

Seguramente, dentro de las afecciones de la piel, la más grave es el cáncer de piel, que puede afectar a los diferentes tipos de células que componen este órgano. Dentro de los diferentes tipos de tumores cancerígenos cutáneos el melanoma es el más grave, afectando a las células productoras de melanina. Los melanomas suelen estar relacionados con una exposición excesiva a la luz del sol.

Manchas de la piel

Existen otras afecciones que también están relacionadas con la exposición a la luz solar y que se manifiestan en forma de manchas.

Por ejemplo, el lentigo senil o actínico es una respuesta de la piel a la radiación ultravioleta que afecta a zonas expuestas a la luz del sol. Se trata de lesiones que aparecen normalmente a partir de los 60 años relacionadas con una historia de larga exposición solar y quemaduras.

De igual modo, el melasma consiste en manchas marrones irregulares en la cara, cuello y antebrazos. Suele aparecer en mujeres a partir de los 20 años, especialmente durante el embarazo o con la toma de anticonceptivos orales. La pigmentación de las manchas se incrementa durante el verano por la mayor exposición solar.

Este tipo de manchas no revisten gravedad, más allá de su afectación estética.

Otras enfermedades de la piel que cursan con la aparición de manchas y que son menos comunes pueden tener causas muy diversas. Entre ellas se incluyen:

  • Vitíligo. Se caracteriza por la aparición de grandes áreas de despigmentación causada por una enfermedad crónica de la piel de carácter autoinmune.
  • Dermatitis atópica. La dermatitis puede ser una causa de aparición de manchas en la piel.
  • Hipomelanosis. Se trata de un trastorno de la pigmentación caracterizado por la aparición de manchas blancas en la piel. Suelen ser manchas pequeñas y redondas que aparecen en las áreas más expuestas al sol.
  • Pitiriasis versicolor. Es una infección superficial de la piel causada por hongos (levaduras del género Malassezia) que forman parte de la flora habitual de la piel.

En todos los casos, las manchas que aparecen en la piel deben ser valoradas por el dermatólogo.

Barrera cutánea dañada

Muchas enfermedades de la piel presentan como origen una barrera cutánea alterada. De este modo, cuando la función barrera de la piel está debilitada o dañada la piel se muestra seca, deshidratada y en ocasiones con zonas de descamación.

La función barrera puede verse afectada negativamente por diferentes situaciones, incluyendo xerosis o sequedad de la piel, patologías autoinmunes como la dermatitis atópica o la psoriasis u otras afecciones como la ictiosis o el acné.

Una barrera cutánea dañada o con alteraciones convierte a la piel en más vulnerable frente a microorganismos patógenos, sustancias alérgenas y contaminantes. Estos podrán ser capaces de alcanzar la dermis y provocar una alteración de la piel.

Infecciones de la piel

Una piel débil con una función barrera dañada puede dar lugar a la aparición de infecciones de la piel. Estas pueden estar causadas por:

  • Bacterias (piodermitis).
  • Virus (dermatosis víricas).
  • Hongos (micosis).
  • Parásitos.

Las enfermedades bacterianas más frecuentes son el impétigo contagioso, habitual durante la infancia y las foliculitis, con afectación de la raíz del vello.

En cuanto a las infecciones víricas, destacan el herpes simple y el herpes zoster, infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) y los moluscos.

Finalmente, las micosis más comunes incluyen las candidiasis y las tiñas del cuero cabelludo.

Cómo prevenir las enfermedades de la piel

Para conseguir una piel sana es importante un estilo de vida saludable que incluya el control del estrés, actividad física habitual, una alimentación variada y equilibrada, limitar los tóxicos como el tabaco y el alcohol, un comportamiento sexual sin riesgos y una exposición al sol controlada.

Además, es importante acudir al dermatólogo cuando aparezcan afecciones de la piel y atender a unos cuidados mínimos en invierno y en verano para que la piel esté saludable y muestre su mejor aspecto. Estos cuidados para tener una piel sana deben incluir:

  • Hidratación e higiene. Limpiar la cara por la mañana y por la noche con un jabón adecuado al tipo de piel. Esto permite eliminar la suciedad y el exceso de grasa antes de aplicar cualquier cosmético.
  • No utilizar cosméticos inadecuados o agresivos.
  • En el exterior es fundamental una correcta fotoprotección. Utiliza protector solar de amplio espectro frente a UVB, UVA y luz visible durante todo el año.
  • Elegir prendas de vestir que eviten la sudoración (transpirables, holgadas y de tejidos naturales).
  • Visita al dermatólogo al menos una vez al año.

En cuando a las infecciones de la piel, en general suelen ser leves y pueden resolverse con un diagnóstico y tratamiento adecuados, incluyendo antibióticos, antifúngicos, antivirales y antiparasitarios, entre otros.

Productos adecuados para la piel

Para mantener una piel sana y con buena apariencia es esencial utilizar los productos adecuados:

  • Fórmulas hidratantes y emolientes. La aplicación de sustancias y fórmulas emolientes pueden ser útiles en todas aquellas situaciones en las que la barrera cutánea está alterada. Los emolientes son sustancias de uso externo capaces de aumentar la hidratación, promoviendo la formación de una película que limita la evaporación del agua. Incluyen sustancias como glicerina, siliconas y aceites vegetales, entre otras.
  • Usa un transformador de la piel, idealmente asesorado por el dermatólogo. El ácido glicólico y el retinol son los principios activos estrella, permitiendo corregir pequeñas manchas y arrugas. También mejoran la hidratación de la piel y aportan resistencia y luminosidad a largo plazo.
  • Las ceramidas también pueden contribuir a reestablecer la función barrera de la piel.

 

Violeta queda encantada con toda esta información para conocer y prevenir enfermedades de la piel y consejos sobre cómo tener una piel sana proporcionada por el Asesor Médico del Club MAPFRE. Nuestra socia volverá a utilizar esta ventaja siempre que tenga alguna duda y pedirá cita con un especialista cuando sea necesario.

Dr. Luis Sanromán

El Asesor en Bienestar resuelve tus dudas aqui.

También puede interesarte…

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600

Asesor Fiscal

Préstamo entre particulares sin intereses. El Modelo 600


Leer más
Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años

Yo Me Ocupo

Apps de entretenimiento para niños de 5 a 7 años


Leer más
¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?

Experto Auto y Movilidad Sostenible

¿Cómo puedo donar un vehículo de padres a hijos?


Leer más