Técnicas que pueden ayudarte a evitar el insomnio

¿El insomnio no te permite rendir en tu día a día? Conoce las recomendaciones de nuestros psicólogos llamando

al teléfono gratuito 900 103 358 (de lunes a domingo, las 24h) o solicitar este servicio online.

Sergio lleva varias semanas durmiendo mal. El cambio de trabajo y algún problema familiar le afectan a la hora de conciliar el sueño… Y nota que está interfiriendo en su rendimiento laboral.

Decide consultar al servicio de Orientación Psicológica teCuidamos para que le orienten sobre qué puede hacer o a dónde puede dirigirse.

El psicólogo que le atiende le dice que es normal que su capacidad durante el día se vea mermada ya que durante el sueño se producen una serie de cambios en el organismo que se traducen en un rendimiento adecuado a lo largo de la jornada.

Por lo que le explica, se trata de un insomnio de conciliación o de inicio, que es la forma más frecuente de insomnio.

El psicólogo le recomienda:

  • Intentar solucionar los problemas laborales antes del uso de fármacos recetados por un médico.
  • Realizar ejercicio físico regularmente.
  • Mantener un ambiente en el dormitorio apto para dormir en cuanto a luz, temperatura, ruido…
  • Evitar sustancias excitantes durante el día y sobretodo antes de dormir.
  • Mantener horarios regulares tanto para ir a dormir como para levantarse.
  • Cenar ligero como mínimo dos horas antes de dormir.
  • Evitar las siestas.
  • No ir a la cama para conciliar el sueño. Es preferible ir a dormir más tarde cuando se tenga sueño, que esperar en la cama a que entre el sueño. Levantarse si no se consigue dormir.
  • Evitar ver la televisión en el dormitorio.

Si pasado un tiempo estas medidas resultan ineficaces, será el momento de ponerse en manos de un médico para que realice un diagnóstico en base a la información detallada que le proporcione y le realizará una exploración física.

Nuestro equipo te da los mejores consejos

Un equipo de psicólogos te asesorará sobre:

  • Crisis de ansiedad, ataques de pánico, trastornos depresivos.
  • Problemas familiares o de pareja.
  • Comportamiento infantil y adolescente.
  • Acompañamiento tras un diagnóstico de patología grave.
  • Incluye al año entrevista inicial y 3 sesiones telefónicas de seguimiento.